lunes, 8 de enero de 2018

Manlio Torcuato y su ilustre estirpe


Dos celtíberos y un romano en apuros.
La triste historia de los prisioneros romanos de la batalla de Cannas arroja muchas sombras, si bien algunas son más oscuras que otras. Las más impenetrables se ciernen sobre los grandes perdedores del episodio: los cautivos abandonados a su suerte, cuyo rastro prácticamente desaparece de las crónicas. En cambio, el olvido de la Historia no ha sido tan contumaz con Tito Manlio Torcuato, el político conservador que selló el destino de 7.000 compatriotas que, a su juicio, no merecieron una segunda oportunidad. Los anales nos brindan algunas líneas más sobre esta figura, que legó un estricto código de conducta para todos sus descendientes.