miércoles, 19 de septiembre de 2012

Las vías y las legiones romanas

Miliarios de la Via Nova Traiana
El dicho de que “todos los caminos llevan a Roma” tiene un trasfondo histórico. No en vano, Augusto hizo colocar un pilar de oro en el centro del Foro de Roma, que simbolizaba el punto de partida de todas las calzadas. En el número 10 de Stilus, Ángel J. Pérez Izquierdo, doctorando del departamento de Historia Antigua de la UNED y especializado en temas militares del ejército romano, aborda la historia de la Via Nova Traiana, una de las arterias que hizo posible la campaña del emperador contra los partos. Con motivo de este tema, adelantamos unas líneas sobre la importancia de las vías para el ejército.

miércoles, 12 de septiembre de 2012




Nuestro repaso a las revistas de historia empieza siempre por Historia National Geographic, y este mes mantenemos la tradición pese a que sea uno de los que menos habla de Roma; un articulo, muy correcto, sobre las guerras cántabras. 

 Memoria Historia de Cerca compensa de sobra esa parquedad con dos excelentes reportajes: el primero dedicado a uno de nuestros barrios favoritos de Roma, la Subura, el reverso ¿tenebroso? de la ciudad de los palacios y los grandes monumentos; el segundo al tema que, quizás, más teorías, literatura y polémicas ha desatado y desata entre los amantes de las legiones romanas: el destino de los soldados del infortunado ejército de Craso desaparecidos tras la batalla de Carras. 

 La Aventura de la Historia incluye una artículo sobre la extensión de la ciudadanía romana ordenada por Caracalla: “Roma 212; Caracalla, papeles para todos” 

 Para terminar, Clío promete desentrañarnos en su último número las razones de caída del Imperio Romano. 

Disfrutad con la historia.

jueves, 6 de septiembre de 2012

Decio Mus III, no hay dos sin tres






Hay personas que nacen para cumplir un papel. Normalmente en una obra dramática, porque la realidad no tiene obligación de ser divertida y, por inercia, no se esfuerza mucho en serlo.
Nuestro personaje secundario de hoy no lo fue tanto en la Antigüedad, al menos para los romanos, porque cumplió con creces el papel que un destino implacable y unos antepasados un pelín atolondrados le marcaron desde su juventud. Un papel épico, patriota, piadoso y de final trágico, que estamos hablando de los romanos, gente que se lo pasaban pipa con historias que hoy tildaríamos como propias de majaras fundamentalistas. Pero son otros tiempos.